Solicite su clave de usuario

Estamos reforzando la seguridad

Como parte de nuestro proceso de mejora, necesitamos pedirle que nos solicite una nueva clave.

La asignación es muy rápida, contacte ahora y en pocos minutos tendrá su nueva clave de acceso.

Rogamos disculpe las molestias

Multa de 470.000 euros por bajarse 30 canciones

En el segundo caso en que un internauta se sienta en el banquillo en Estados Unidos por descargar y ofrecer música en Internet, Joel Tenenbaum, estudiante de 25 años, no convenció al jurado. Quiso presentarse como un pequeño héroe de la resistencia a las empresas discográficas, como un insignificante ciudadano que se descargó cientos de canciones para uso personal, sin ánimo de perjudicar a la industria. Pero la industria está en crisis y la piratería ha herido gravemente al negocio musical.

Un juzgado de Boston decidió el viernes que el estudiante era culpable y que debía pagar. Exactamente, 15.700 euros por cada una de las 30 canciones que se bajó. La multa máxima podría haber sido de cuatro millones de euros, frente a los 470.000, aunque el estudiante ha anunciado que se declarará en quiebra.

El jueves, Tenenbaum admitió que, a lo largo de su vida, se había bajado 800 canciones. Además, añadió que había mentido cuando, en ocasiones, había dicho que jamás había descargado música y culpó a sus dos hermanas de haber usado su ordenador para usos ilegales. Ante su propio abogado, Charles Nesson, añadió más dramatismo: (Sí, use el ordenador. Subí música. Me bajé música. Lo hice). En 2005 las discográficas Sony, Warner, Atlantic, Arista y UMG le ofrecieron llegar a un acuerdo extrajudicial por 2.104 euros, que rechazó.

En un artículo de opinión publicado el pasado 27 de julio en The Guardian, escribió: Cuando reflexiono sobre esto, debo recordarme a mí mismo qué es lo que he hecho para que se me acuse de este modo. ¿Fraude financiero? ¿Atracar un casino? ¿Un ataque cibernético contra el gobierno federal?. Nada de eso. Descargarse, al menos, 30 canciones de artistas como Green Day o Smashing Pumpkins que se venden, legalmente, a un euro en Internet.

El abogado Nesson, ahondó más en esta victimización: Era un niño que hace lo que hacen los niños y que amaba la tecnología y la música. Las descargas tuvieron lugar antes de 2005, cuando Tenenbaum tenía 21 años. No es culpa de Joel que exista Internet", dijo, según las actas judiciales. "Internet ha irrumpido como la industria automovilística irrumpió en la de los carros.

Los únicos dos casos de piratería musical por parte de internautas que han acabado en los juzgados se han saldado con multas. El pasado 18 de junio, un juzgado de Minnesota multó a Jammie Thomas-Rasset, de 32 años, a pagar 1,4 millones de euros por bajarse dos canciones también de forma ilegal. La condenada ha anunciado recientemente que apelará si no se le reduce la multa a 12.000 euros.



Últimos listados de venta